¿Han logrado los científicos retrasar la menopausia?

Comparte esta historia:
  • 1
    Share

Científicos en Grecia afirmaron recientemente haber invertido la menopausia. Lo hicieron mediante la inyección de plasma sanguíneo con contenido de plaquetas en los ovarios de ocho mujeres que no habían menstruado desde hacía alrededor de cinco meses con el fin de estimular la regeneración de los ovarios. Más tarde los científicos recuperaron óvulos de los ovarios, que fueron capaces de madurar e incluso llegar a la fase de fertilización. [Esta historia nos hace acordarnos del debate abierto con los embriones humanos. ¿Es hora de permitir estudios con embriones  humanos pasados más de los 14 días reglamentarios, especialmente ahora que se ha conseguido sobrepasar este límite? Puedes leer más aquí.] ¿Significa esto que la menopausia ha llegado a su fin? De momento, la respuesta es, casi de seguro, “no”.

El estudio fue presentado en la reunión anual de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología en Helsinki a principios de julio. Es importante destacar que no ha sido revisado por pares y que por lo tanto no existe una verificación independiente de los resultados.

Dicen haberlo conseguido mediante la inyección de plasma sanguíneo con contenido de plaquetas en los ovarios de varias mujeres

Pero esa no es la única razón para tratar estos resultados como preliminares: se trata de un estudio pequeño, que carecía de los controles apropiados. A modo de ejemplo, habría sido razonable haber realizado una comparación con un grupo de mujeres perimenopáusicas no sometidas a ningún tipo de tratamiento.

El hecho de que este estudio haya sido realizado por primera vez en mujeres también es potencialmente preocupante ya que existen datos limitados sobre la seguridad de la técnica presentada. Un enfoque más tradicional habría implicado poner a prueba la técnica en un laboratorio, en lo que se conoce como pruebas in vitro. Los folículos ováricos, la parte del ovario donde se desarrollan los óvulos y que también secreta las hormonas principales que influyen en el ciclo menstrual, pueden ser cultivadas en el laboratorio y por lo tanto un experimento obvio habría sido cultivar folículos en presencia de plasma rico en plaquetas. Esto podría haber seguido con pruebas en animales para demostrar que el procedimiento es seguro.

No es un cambio de un día para otro

Casi todo el mundo es consciente de que las mujeres nacen con un número finito de óvulos, y que cuando las existencias desaparecen, la mujer entra en menopausia. Pero, al igual que muchos conceptos de la fisiología, hay que leer la letra pequeña. La menopausia no es un cambio repentino de un día para otro, sino que es un proceso gradual que puede durar muchos años. La primera señal es una pérdida de la regularidad de la ovulación y la menstruación. Esto puede llegar a durar hasta diez años antes del último periodo menstrual, por lo que una ruptura en el ciclismo no es tan rara. Es posible que esto es lo que podría haber sido visto aquí: un receso y luego una reanudación temporal de los ciclos menstruales, coincidiendo con el tratamiento.

Tal vez una descripción más exacta de este trabajo no hubiera sido ” posible extensión leve de la fase perimenopáusica” pero, por supuesto, suena mucho menos interesante que una reversión de la menopausia.

¿Es posible?

El método en sí es biológicamente plausible. En 2010, un grupo de investigación en los EE.UU. dirigido por Jonathan Tilley identificó células en el ovario adulto que, con la estimulación correcta, fueron capaces de producir nuevos folículos ováricos y nuevos óvulos. Otros informaron que el plasma rico en plaquetas puede causar la diferenciación de las células madre [de hecho, ya se ha conseguido crear células cuasi-espermáticas útiles a partir de células madre embrionarias, todo un avance que puedes leer aquí]. Se presume que esto suceda ya que este plasma contiene una rica mezcla de elementos beneficiosos, incluyendo citoquinas, que son pequeñas moléculas de señal importantes en la comunicación celular.

Citoquinas, uno de los elementos beneficiosos del plasma

La unión de etas dos ideas ofrece una posible explicación de los resultados, pero en la biología, 1 + 1 rara vez es igual a 2 y cuando sucede, se requiere un extenso trabajo para probarlo. A modo de ejemplo, la infusión del plasma rico en plaquetas en el ovario bien podría haber causado una respuesta inflamatoria. ¿Podría esto haber sido la causa de la reanudación de los ciclos menstruales detectados?

El peligro de informes como este es que ofrecen esperanzas que puede llegar a ser falsas, sobre todo cuando pasan a los medios de comunicación. La menopausia es un momento de tensión que indica una transición en la vida, con efectos tanto físicos como emocionales. Esto se ve amplificado en las pocas mujeres que experimentan una menopausia temprana. Además, la edad media de la maternidad va en constante aumento. La gente está buscando opciones para prolongar la duración de la vida reproductiva; opciones que incluyen la preservación de óvulos o embriones. El retraso de la menopausia sería un avance increíble, pero aún queda un largo camino por recorrer para lograr esto. [No hace mucho dimos un repaso al futuro de la reproducción humana y a las muchas formas en que podríamos reproducirnos, no todas ellas alentadoras, en nuestra historia “de ovarios congelados a bebés cultivados en laboratorio: el futuro del parto“. Puedes leer más acerca de ese tema aquí.]

* Artículo publicado originalmente por Roger Sturmey, de la Universidad de Hull, en The Conversation.

Deja tu comentario

Comparte esta historia:
  • 1
    Share
2017-02-02T23:04:09+00:00