El polo norte de Júpiter, diferente a todo lo visto en el sistema solar

Comparte esta historia:
  • 3
    Shares

La nave espacial Juno de la NASA ha enviado las primeras imágenes tomadas por primera vez del polo norte de Júpiter, tomada durante el primer sobrevuelo de la nave espacial sobre el planeta con sus instrumentos conectados. Las imágenes muestran unos sistemas de tormentas y una actividad climática diferente a todo lo visto anteriormente en cualquiera de los gigantes gaseosos de nuestro sistema solar.

Juno ha ejecutado con éxito el primero de 36 sobrevuelos orbitales, el 27 de agosto, acercándose a 4.200 kilómetros sobre las nubes arremolinadas de Júpiter. La descarga de seis megabytes de datos recogidos durante el tránsito de seis horas, desde por encima del polo norte de Júpiter hasta por debajo de su polo sur, tomó un día y medio. Mientras sigue su curso el análisis de esta primera recogida de datos, algunos descubrimientos únicos que ya se han hecho visibles.

“Un primer vistazo el polo norte de Júpiter, y no se parece a nada de lo que hayamos visto o imaginado antes”, dijo Scott Bolton, investigador principal de Juno del Instituto de Investigación del Suroeste en San Antonio. “Tiene un color más azulado allí que en otras partes del planeta, y hay una gran cantidad de tormentas No existe señal alguna de las bandas latitudinales […] ni cinturones a los que estamos acostumbrados. Esta imagen es apenas reminiscente de Júpiter. Estamos viendo signos de que las nubes tienen sombras, lo que indica posiblemente que las nubes se encuentran a una altitud superior a otras características [del planeta]”.

Traducción: Juno escucha las auroras de Júpiter. Durante el cercano sobrevuelo de Juno el 27 de agosto de 2016, el Instrumento Waves recibió señales de radio asociadas con las intensas auroras del planeta gigante. Estas señales han sido desplazadas hasta colocarlas en las frecuencias de onda de audio y se muestran en un formato similar al de la voz, mostrando la intensidad de las ondas como función de la frecuencia y el tiempo. Las intensidades mayores se indican con colores cálidos. El rango de la frecuencia de estas señales obtenidas por Juno abarca de los 7 a los 140 kHz. El periodo de tiempo de estos datos es de 13 horas, comenzando poco después del punto más cercano de Juno, o perijove.

Uno de los hallazgos más notables de estas primeras fotos de los polos norte y sur de Júpiter es algo que el generador de imágenes JunoCam no vio. “Saturno tiene un hexágono en el polo norte“, dijo Bolton. “No hay nada en Júpiter que se parezca a eso ni de lejos. El planeta más grande de nuestro sistema solar es verdaderamente único. Tenemos 36 sobrevuelos más para estudiar cómo es realmente de único.”

Junto con el instrumento JunoCam tomando fotos durante el sobrevuelo, los ocho instrumentos científicos de Juno se encontraron activos y recogiendo datos. El Cartógrafo de Infrarrojos de Auroras Jovianas (JI-RAM por sus siglas en inglés), suministrado por la Agencia Espacial Italiana, adquirió algunas imágenes notables de Júpiter en sus regiones de los polos norte y sur en longitudes de onda infrarrojas.

Traducción: El brillo de Júpiter en luz infrarroja. Conforme se acercaba la nave Juno de la NASA a Júpiter el 27 de agosto de 2016, el Cartógrafo de Infrarrojos de Auroras Jovianas (JIRAM) capturó el brillo del planeta en luz infrarroja. La escala de azules del recuadro superior se utiliza para cartografiar auroras en longitudes de onda de 3.45 micrones. El recuadro inferior en escala de rojos se usa para cartografiar las emisiones térmicas de longitudes de onda de unos 4.8 micrones. Los datos de infrarrojos capturaron una débil aurora y la luna Io acercándose al planeta. La Gran Mancha Roja de Júpiter se hace visible justo al sur del ecuador del planeta. El vídeo se compone de 580 imágenes recogidas en un período de unas 9 horas conforme Júpiter completaba casi una rotación.

.

(Imagen ampliable) Esta imagen en infrarrojos de Juno nos muestra una visión sin precedentes de la aurora austral de Júpiter, imposible de ver desde la Tierra. Imagen: NASA/JPL-Caltech/SwRI/MSSS

“JIRAM está penetrando bajo la piel de Júpiter, entregándonos las primeras imágenes de cerca en infrarrojos del planeta”, dijo Alberto Adriani, co-investigador de JIRAM del Istituto di Astrofisica e Planetologia Spaziali, en Roma, Italia. “Estas primeras imágenes infrarrojas de los polos norte y sur de Júpiter están revelando áreas templadas y calientes nunca antes vistas. Y si bien sabíamos que las primeras vistas en infrarrojo realizadas del polo sur de Júpiter podrían revelar la aurora del sur del planeta, nos sorprendió verla por primera vez. No existen otros instrumentos, en la Tierra o en el espacio, que sean capaces de ver la aurora del sur. Ahora, con JIRAM, vemos que parece ser muy brillante y bien estructurada. Imágenes con un alto nivel de detalle nos dirán más sobre la morfología y la dinámica de la aurora”.

Entre los conjuntos de datos más singulares recogidos por Juno durante su primer barrido por Júpiter fue el adquirido por el Experimento de Ondas de Radio y Plasma de la misión (Waves), que registró transmisiones fantasmales que emanaban desde por encima del planeta. Estas emisiones de radio de Júpiter se conocían desde alrededor de los años 50, pero nunca habían sido analizadas desde un punto de vista tan cercano.

“Júpiter está hablando con nosotros de una manera que sólo los mundos gaseosos gigantes pueden”, dijo Bill Kurth, co-investigador del Instrumento de Ondas de la Universidad de Iowa, en Estados Unidos. “Las ondas detectan la firma de las emisiones de las partículas energéticas que generan las auroras masivas que rodean el polo norte de Júpiter. Estas emisiones son los más fuertes del sistema solar. Ahora vamos a tratar de averiguar de dónde provienen los electrones de que están generando”

Deja tu comentario

Comparte esta historia:
  • 3
    Shares
2017-01-19T00:44:08+00:00