El universo observable contiene 10 veces más galaxias de lo que se pensaba

Comparte esta historia:

De repente el universo se ha vuelto mucho más abarrotado gracias a un censo del cielo profundo elaborado a partir de encuestas realizadas por el telescopio espacial Hubble de la NASA y otros observatorios.

Los astrónomos llegaron a la sorprendente conclusión de que existen al menos 10 veces más galaxias en el universo observable de lo que se pensaba.

Los resultados tienen implicaciones claras para comprender la formación de las galaxias, y también ayudan a arrojar luz sobre una antigua paradoja astronómica: ¿por qué es el cielo oscuro por la noche?

Al analizar los datos, un equipo dirigido por Christopher Conselice de la Universidad de Nottingham, Reino Unido, halló que se llegaron a acumular 10 veces más galaxias en un volumen dado de espacio en el universo temprano de lo que se encuentra en la actualidad. La mayoría de estas galaxias eran relativamente pequeñas y débiles, con masas similares a las de las galaxias satélites que rodean la Vía Láctea. A medida que se fusionaron para formar galaxias más grandes la densidad de población de galaxias en el espacio disminuyó. Esto significa que las galaxias no están distribuidas uniformemente a lo largo de la historia del universo, según informa el equipo de investigación en un artículo que será publicado en The Astrophysical Journal.

“Estos resultados son una poderosa evidencia de que una evolución significativa de las galaxias ha tenido lugar a lo largo de la historia del universo, que redujo drásticamente el número de galaxias a través de fusiones entre ellas, reduciendo así su número total. Esto nos da una verificación de la llamada formación de arriba hacia abajo de la estructura en el universo”, explicó Conselice.

Un viaje a través del Campo Profundo del Hubble

Una de las cuestiones más fundamentales de la astronomía es cuántas galaxias contiene el universo. La legendaria imagen de Campo Profundo del Hubble, tomada a mediados de la década de 1990, dio la primera visión real de la población de galaxias del universo. Observaciones posteriores sensibles, como la del Campo Ultra Profundo del Hubble revelaron una miríada de galaxias débiles. Gracias a estas observaciones, este video consigue recrear el impresionante viaje al centro de una galaxia. Esto condujo a una estimación de que el universo observable contenía alrededor de 200.000 millones de galaxias. La nueva investigación muestra que esta estimación es, al menos, 10 veces demasiado baja. Para comprender el poder de las observaciones de Hubble, puedes ver este vídeo donde Hubble nos muestra el universo con exquisito detalle.

Conselice y su equipo llegaron a esta conclusión utilizando imágenes del espacio profundo de Hubble y datos ya publicados de otros equipos. Minuciosamente, convirtieron las imágenes en 3-D, con el fin de realizar mediciones precisas del número de galaxias en diferentes épocas de la historia del universo. Además, utilizaron nuevos modelos matemáticos, lo que les permitió inferir la existencia de galaxias que la actual generación de telescopios no se puede observar. Esto llevó a la sorprendente conclusión de que para que sea congruente el número de galaxias que vemos ahora con sus masas, tiene que haber otro 90 por ciento de galaxias en el universo observable que son demasiado débiles y se encuentran demasiado lejos para ser vistas con los telescopios actuales. Esta miríada de pequeñas galaxias débiles de los inicios del universo se fusionó con el tiempo en las galaxias más grandes que ahora podemos observar.

“Es alucinante que más del 90 por ciento de las galaxias en el universo aún no se han estudiado. ¿Quién sabe qué propiedades interesantes nos encontraremos cuando descubramos estas galaxias con las futuras generaciones de telescopios? En un futuro próximo, el telescopio espacial James Webb será capaz de estudiar estas galaxias ultra-débiles”, dijo Conselice.

(Imagen ampliable) Campo Ultra Profundo del Hubble. Imagen: NASA, ESA, el equipo GOODS, y M. Giavalisco (Universidad de Massachusetts, Amherst)

La disminución del número de galaxias a medida que pasa el tiempo también contribuye a la solución de la paradoja de Olbers (formulada por primera vez en la década de 1800 por el astrónomo alemán Heinrich Wilhelm Olbers): ¿Por qué es el cielo oscuro por la noche si el universo contiene una infinidad de estrellas? El equipo llegó a la conclusión de que, efectivamente, existe realmente tal abundancia de galaxias que, en principio, todas las regiones del cielo contienen parte de una galaxia. Sin embargo, la luz estelar de las galaxias es invisible para el ojo humano y la mayoría de los telescopios modernos, debido a los otros factores conocidos que reducen la luz visible y ultravioleta en el universo. Esos factores son el enrojecimiento de la luz debido a la expansión del espacio, la naturaleza dinámica del universo, y la absorción de la luz por el polvo y el gas intergaláctico. Con todo ello combinado, el cielo de la noche se mantiene oscuro a nuestra vista.

El telescopio espacial Hubble es un proyecto de cooperación internacional entre la NASA y la Agencia Espacial Europea. El Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, gestiona el telescopio. El Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial (STScI) en Baltimore, Maryland, lleva a cabo operaciones científicas del Hubble. STScI es operado para la NASA por la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía en Washington, DC, Estados Unidos. Publicación original de Hubblesite, traducida por ¡QFC!.

Deja tu comentario

Comparte esta historia:
2017-01-24T13:23:18+00:00