Una memoria de ordenador 1.000 veces más rápida gracias a una innovación en la computación

Comparte esta historia:

Una nueva onda

Un equipo de investigadores del Instituto de Física y Tecnología de Moscú (MIPT) ha desarrollado una técnica que pronto podría aumentar las velocidades de la computadora hasta 1.000 veces gracias a la magnetización que usa radiación de terahercios (ondas T). Su trabajo fue publicado en Nature Photonics.

El estudio se centra en la rapidez con que las células de memoria se reinician para obtener nueva información. Actualmente, esto se hace usando un campo magnético externo. Con el incremento del procesamiento de datos, las velocidades de cálculo se han limitado.

El equipo propone el uso de la radiación de terahercios como un medio para aumentar la velocidad. Los electrones irradian con un pulso equivalente a un trillón de ciclos por segundo, con longitudes de onda más pequeñas que las microondas pero más largas que el infrarrojo.

(Imagen ampliable) Imagen: MIPT Press Office

Este tipo de radiación también es útil para la inspección segura y precisa de material tanto orgánico como mecánico, por lo que actualmente se están considerando para su uso en escáneres corporales de aeropuertos. Otras aplicaciones incluyen el escrutinio de microchips para detectar defectos, así como en textos frágiles.

Los investigadores estudiaron si los rayos T podrían ser aplicables para mejorar el almacenamiento en las células de memoria. Utilizaron los rayos T para inducir un campo magnético en el débil ferroimán, de ortoferrita de tulio. Descubrieron que este campo magnético inducido por los rayos T era diez veces mayor que los de un campo magnético externo tradicional.

El futuro de los ordenadores

“Hemos mostrado una manera completamente nueva de controlar la magnetización, que se basa en pulsos electromagnéticos cortos a frecuencias de terahercios. Este es un paso importante hacia la electrónica de terahercios. Hasta donde sabemos, nuestro estudio es el primero en hacer uso de este mecanismo para activar las oscilaciones de los subsistemas magnéticos”, explica Anatoly Zvezdin, coautor del artículo y jefe del Laboratorio de MIPT de Física de Heteroestructuras Magnéticas y Spintrónica para Tecnologías de la Información que Ahorran Energía. El equipo de Zvezdin aún no ha probado los rayos T en chips de ordenador, por lo que puede pasar algún tiempo antes de que los veamos en nuestro PC doméstico.

Es realmente una era digital y la capacidad de computación y el avance tecnológico es una necesidad y una ventaja poderosa para muchas industrias. La inducción magnética utilizando rayos T podría ser el comienzo de una memoria de ordenador más rápida y eficiente.

Artículo original publicado por MIPT. Revisado por ¡QFC!

Deja tu comentario

Comparte esta historia:
2017-01-19T00:58:42+00:00