Antiguas tallas muestran el impacto de un cometa que provocó una edad del hielo de mil años

Comparte esta historia:

Antiguos símbolos tallados en piedra en un yacimiento arqueológico en Turquía cuentan la historia del devastador impacto de un cometa que desencadenó una mini era glaciar hace más de 13.000 años.

Las tallas, hechas en un pilar conocido como la Piedra del Buitre, sugieren que una nube de fragmentos de cometa golpeó la Tierra alrededor de 11000 AC.

Se piensa que una imagen de un hombre sin cabeza simboliza un desastre humano seguido por una profunda merma en la vida.

La talla se encuentra en Gobekli Tepe, en el sur de Turquía, que los expertos creen que pudo haber sido un antiguo observatorio.

Utilizaron software de ordenador para emparejar las tallas de animales (interpretadas como símbolos astronómicos) a patrones de las estrellas y así identificar el acontecimiento como sucedido en el año 10950 AC.

Otras pruebas del impacto extraídas de un núcleo de hielo de Groenlandia sugieren aproximadamente el mismo período de tiempo.

El cataclismo dio comienzo a un clima frío que duró 1.000 años y que probablemente haya resultado de la ruptura de un cometa gigante en el sistema solar interior.

“El peor día de la historia”

(Imagen ampliable) Vista aérea de Gobekli Tepe. Nick Becker, Instituto Arqueológico de Alemania

“Parece que Gobekli Tepe fue, entre otras cosas, un observatorio para monitorear el cielo nocturno”, dice el investigador principal Martin Sweatman, de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Edimburgo, en el Reino Unido, autor principal del estudio publicado en la revista Mediterranean Archaeology and Archaeometry.

“Uno de sus pilares parece haber servido como monumento a este devastador evento; probablemente el peor día de la historia desde el final de la Edad de Hielo”.

Las tallas parecen haber continuado siendo relevantes para la gente de Gobekli Tepe durante milenios, indicando que el evento tuvo un impacto muy serio y duradero, dicen los científicos.

Una serie de símbolos grabados en el pilar sugieren que los primeros astrónomos llegaron a registrar los cambios a largo plazo en el eje de rotación de la Tierra utilizando una forma temprana de escritura.

El descubrimiento también apoya la teoría de que la Tierra experimenta momentos en los que aumenta la probabilidad de impactos de cometa, debido a que la órbita del planeta intersecta con anillos cósmicos de fragmentos cometarios.

Artículo original publicado por New Scientist. Revisado y traducido por ¡QFC!

Deja tu comentario

Comparte esta historia:
2017-04-24T12:47:59+00:00