El colapso de la capa de hielo europea causó caos tras la última glaciación

Comparte esta historia:

Un equipo de científicos ha reconstruido en detalle el colapso de la capa de hielo euroasiática al final de la última edad de hielo. El gran derretimiento causó estragos en todo el continente europeo, provocando asimismo el Brexit original hace 10.000 años.

La capa de hielo de Eurasia era una enorme cinta de hielo que cubría la mayor parte del norte de Europa hace unos 23.000 años. Su extensión era tal que uno podría haber esquiado 4.500 kilómetros continuamente a través de ella, desde las islas distantes del sudoeste en Gran Bretaña a la tierra de Franz Josef en el ártico siberiano. Baste decir que su existencia tuvo un impacto masivo y extremadamente hostil en Europa en ese momento.

Sólo esta capa de hielo bajó el nivel global del mar en más de 20 metros. A medida que se derritió y se derrumbó, provocó graves inundaciones por todo el continente, condujo a un dramático aumento del nivel del mar y desvió el curso de mega ríos que hacían estragos en el continente. Un nuevo modelo, que investiga el retroceso de esta capa de hielo y sus muchos impactos, fue publicado en Quaternary Science Reviews.

Diez veces el derretimiento de Groenlandia y la Antártida hoy

(Imagen ampliable) Evolución y colapso de la última capa de hielo que cubrió el continente. Imagen: H. Patton/CAGE

“Nuestros modelos experimentales muestran que de 15000 a 13000 años atrás, la capa de hielo eurasiática llegó a perder 750 kilómetros cúbicos de hielo al año. Durante periodos cortos, alcanzó su punto máximo en las tasas de pérdida de hielo con más de 3.000 kilómetros cúbicos por año”, dice el primer autor Henry Patton, investigador en CAGE Centro de Hidratos de Gas del Ártico, Medioambiente y Clima de la UiT, la Universidad del Ártico de Noruega.

Un kilómetro cúbico de hielo es difícil de imaginar, pero piense en un cubo de 1 km de largo por cada lado: contendrá 1.000.000.000 de toneladas de agua. Ahora multiplica eso por 3.000.

“Existe un evento en esta historia de desglaciación llamado Meltwater Pulse 1A. Este fue un período de ascenso muy rápido del nivel del mar que duró unos 400-500 años cuando las temperaturas globales estaban subiendo muy rápidamente. Durante este período, estimamos que la capa de hielo eurasiática contribuyó con alrededor de 2,5 metros al nivel global del mar”, afirma Patton.

“Para situarlo en su contexto”, dice el profesor Alun Hubbard, segundo autor del estudio y glaciólogo principal, “esto es casi diez veces las actuales tasas de hielo que se pierden hoy en Groenlandia y la Antártida. Lo que es fascinante es que no toda la retirada de hielo de Eurasia se debió únicamente a la fusión superficial. Sus sectores del norte y del oeste a través del mar de Barents, de Noruega y de Gran Bretaña terminaron directamente en el mar. Sufrieron un rápido colapso a través de la ruptura de enromes armadas de icebergs y la reducción del margen de hielo por cálidas corrientes oceánicas”.

“Este es un presagio de lo que está empezando a pasarle a la capa de hielo de Groenlandia”, advierte Hubbard.

La unión de todos los ríos de Europa

(Imagen ampliable) La cuenca del Río de la Mancha tenía un tamaño como el Río Mississippi. Imagen: H. Patton/CAGE

La influencia de la capa de hielo de Eurasia llegó mucho más allá de aquello que estaba cubierto directamente por el hielo. Uno de los impactos más dramáticos fue la formación del enorme Río de la Mancha. Se trataba de una red de mega ríos que drenaba los actuales Vístula, Elba, Rin y Támesis, así como el agua de deshielo de la capa de hielo misma, a través del estuario del Sena y hacia el Atlántico Norte.

“Algunos especulan que en algunos momentos durante la desglaciación europea este sistema fluvial tuvo una descarga el doble que la del Amazonas hoy. Sobre la base de nuestra última reconstrucción de este sistema, hemos calculado que su área de captación era similar a la del Mississippi. Sin duda fue el mayor sistema fluvial que ha drenado el continente eurasiático “, dice Patton

El Brexit original es un hecho

El vasto alcance de esta cuenca significó que este mega-río tenía la capacidad de aportar enormes volúmenes de agua dulce fría directamente al Atlántico Norte, lo suficiente como para haber modificado severamente la Corriente del Golfo; una importante influencia climática.

Además, el aumento del nivel del mar y las cantidades colosales de agua aportada por el desplome de la capa de hielo significaron que las áreas que antes eran tierra finalmente se convirtieron en fondos marinos.

“Gran Bretaña e Irlanda, que se habían unido a Europa durante la última edad de hielo, finalmente se separaron con la inundación del Canal de la Mancha hace unos 10.000 años. Fue el Brexit original, por así decirlo”, dice Alun Hubbard.

El hielo se retira, los humanos avanzan

La reconstrucción del hielo en este estudio proporciona una imagen fascinante de una Europa cambiante durante la época en que los humanos prehistóricos llegaron a poblar el continente. Los retos medioambientales a los que se enfrentaron debieron haber sido espectaculares.

“Una cosa que nos muestra bastante bien en este estudio es que nuestra simulación es relevante para una gama de diferentes disciplinas de investigación, no sólo para la glaciología. Incluso puede ser útil para los arqueólogos que estudian las rutas de migración humana y están interesados ​​en ver cómo se desarrolló el entorno europeo durante los últimos 20.000 años”, dice Patton.

Artículo original publicado por el Centro de Hidratos de Gas del Ártico, Medioambiente y Clima. Revisado y traducido por ¡QFC!

Deja tu comentario

Comparte esta historia:
2017-06-27T12:51:32+00:00