El coste de la energía solar caerá otro 25% de aquí a 2022

Comparte esta historia:
  • 1
    Share

Un nuevo informe ha hallado que el coste de la energía solar está cayendo a una asombrosa tasa de 4,4 por ciento en todo el mundo cada año. Sin embargo, cita algunas causas preocupantes de por qué la fuente de energía se está abaratando tanto.

La caída del precio solar

La energía solar se está volviendo mucho más barata en todo el mundo, según un estudio de GTM Research realizado por el analista solar Ben Gallagher. Predice una disminución del precio de la construcción de la tecnología necesaria para producir energía solar en 4.4 por ciento cada año, lo que implica para 2022 una caída en el precio de proyectos de un 27 por ciento. Esta disminución en el coste está haciendo que más países adopten la energía solar como un medio viable de suministrar energía. [De hecho, como vimos en esta historiala energía renovable excede a cualquier otro tipo de producción de energía.]

(Imagen ampliable) Sistema de precios de utilidades fotovoltáicas históricas y predichas. Imagen: GTM Research

Gallagher atribuye la caída del precio a la globalización de las herramientas y recursos necesarios para construir los sistemas (como los inversores, el coste de la mano de obra, los módulos y los seguidores) lo que ha significado que “los precios regionales del hardware se han visto erosionados por las fuerzas del mercado”, según escribió en el estudio. [En esta historia vimos un nuevo material que permitirá producir paneles solares eficientes y baratos que podrían cambiar las reglas del juego.]

El líder en esta reducción de precios global es la India, que según el informe, puede producir energía solar a 65 centavos de dólar por vatio (unos 57 céntimos de euro). Este es el precio más bajo de la energía solar que el mundo ha registrado en cualquier región.

Japón, donde cada vatio de energía costó alrededor de 2 dólares, contó con el coste de construcción más alto en todo el mundo, aunque sus costes siguen cayendo en general. El precio de la construcción en Japón, por lo tanto, es aproximadamente el doble del precio en Estados Unidos, con 1,10 dólares (unos 97 céntimos de euro) y el Reino Unido, con 1 dólar (unos 88 céntimos de euro), que era la energía solar con el precio más bajo en Europa occidental.

¿Progresión o regresión?

Por un lado, una disminución en el precio de la energía solar (y la de otras fuentes renovables como la energía eólica) es positiva, porque las opciones respetuosas con el medio ambiente no serán aceptadas en el uso general a menos que sean económicamente atractivas. El menor coste significa que tanto el medio ambiente como la sociedad se benefician mutuamente y que podemos mantener nuestro nivel de vida actual sin depender de combustibles que causan daños severos al planeta. [En esta historia puedes leer cómo el mundo se está volcando en la producción de energías renovables.]

Sin embargo, por otro lado, esta disminución en el precio de la energía solar puede no ser tan prometedora como parece, ya que puede ser causada por la presencia de atajos poco éticos durante la construcción. Gallagher afirma en el informe que el alto nivel de competencia en el mercado ha llevado a sospechar que mucha de la nueva tecnología solar, en la India en particular, “se construyó a toda prisa utilizando componentes de baja calidad”. Además, el bajo coste puede ser debido a los bajos salarios de los trabajadores.

Mark Twain escribió una vez: “Existen tres tipos de mentiras: mentiras, mentiras cochinas y estadísticas”; debemos tener cuidado de dejarnos seducir por números seductoras sin ahondar en las razones y las causas existentes detrás de ellos. Si vamos a tener éxito en hacer el planeta más verde, debemos asegurarnos de que se debe a la innovación tecnológica en lugar de a la manipulación poco ética de los seres humanos y a la mala construcción.

Artículo original publicado por Futurism. Revisado y traducido por ¡QFC!

Deja tu comentario

Comparte esta historia:
  • 1
    Share
2017-07-05T01:05:09+00:00