Producen una proteína con electricidad que podría aliviar el hambre en el mundo

Comparte esta historia:

Producen un lote de proteínas unicelulares mediante el uso de electricidad y dióxido de carbono, según informan en un estudio conjunto de la Universidad Tecnológica de Lappeenranta (LUT) y Centro VTT de Investigación Técnica de Finlandia. La proteína producida de esta manera puede continuar desarrollándose para su uso como alimento y pienso para animales. El método libera la producción de alimentos de las restricciones relacionadas con el medio ambiente. La proteína se puede producir en cualquier lugar donde la energía renovable, como la energía solar, esté disponible.

“En la práctica, todas las materias primas se encuentran disponibles en el aire. En el futuro, esta tecnología podría ser enviada, por ejemplo, a desiertos y otras áreas que se enfrenten a hambrunas”. Una alternativa posible es un reactor doméstico, un tipo de electrodoméstico que el Consumidor puede utilizar para producir la proteína necesaria”, explica Juha-Pekka Pitkänen, Científico Principal en VTT.

Junto con los alimentos, los investigadores están desarrollando la posibilidad de utilizar esta proteína como alimento para animales. La proteína creada con electricidad puede ser usada como reemplazo de forraje, liberando así áreas de terreno para otros propósitos, como puede ser la silvicultura. Permite que los alimentos sean producidos donde se necesiten.

“En comparación con la agricultura tradicional, el método de producción actualmente en desarrollo no requiere un lugar con las condiciones idóneas para la agricultura, como la temperatura adecuada, la humedad o un cierto tipo de suelo. Esto nos permite utilizar un proceso totalmente automatizado para producir la alimentación animal que se necesite en un contenedor de transporte construido en la propia granja. El método no requiere sustancias de control de plagas. Sólo se utiliza la cantidad requerida de nutrientes similares a fertilizantes en el proceso cerrado. Esto nos permite evitar el impacto ambiental, así como las escorrentías en los sistemas de agua o la formación de gases de efecto invernadero de gran alcance”, dice el profesor Jero Ahola de LUT.

Eficiencia energética diez veces mayor

(Imagen ampliable) Producción de proteínas a partir de electricidad. Imagen: Universidad Tecnológica de Lappeenranta

Según las estimaciones de los investigadores, el proceso de creación de alimentos a partir de electricidad puede ser casi 10 veces tan eficiente como la fotosíntesis común, que se utiliza para el cultivo de soja y otros productos. Para que el producto sea competitivo, el proceso de producción debe ser aún más eficiente. Actualmente, la producción de un gramo de proteína dura alrededor de dos semanas, utilizando un equipo de laboratorio de aproximadamente el tamaño de una taza de café.

El siguiente paso que los investigadores buscan es comenzar la producción piloto. En la fase piloto, el material se produciría en cantidades suficientes para desarrollarlo y probarlo en forrajes y productos alimenticios. Esto permitiría también la comercialización.

“Actualmente nos estamos centrando en el desarrollo de la tecnología: conceptos de reactores, tecnología, mejora de la eficiencia y el control del proceso. El control del proceso implica el ajuste y modelado de la energía renovable para permitir que los microbios crezcan lo mejor posible. La idea es desarrollar el concepto hasta crear un producto de masas, con un precio que disminuya a medida que la tecnología se vuelve más común. La fecha comercialización dependerá de la economía”, afirma Ahola.

Un 50 por ciento de proteína

“A largo plazo, la proteína creada con electricidad está destinada a ser utilizada en la cocción y los productos tal cual. La mezcla es muy nutritiva, y contiene más de un 50 por ciento de proteínas y un 25 por ciento de carbohidratos. El resto son grasas y ácidos nucleicos. La consistencia del producto final puede modificarse cambiando los organismos utilizados en la producción”, explica Pitkänen.

El estudio forma parte de un amplio proyecto de investigación de Energía Neo-Carbónica realizado conjuntamente por la LUT y el VTT. El objetivo del proyecto es desarrollar un sistema energético completamente renovable y libre de emisiones. El estudio Food from Electricity está financiado por la Academia de Finlandia y tiene una duración de cuatro años.

Artículo original publicado por la Universidad Tecnológica de Lappeenranta. Revisado y traducido por ¡QFC!

Deja tu comentario

Comparte esta historia:
2017-07-31T15:08:42+00:00