Las magníficas plumas del pavo real, más impresionantes bajo el microscopio

Comparte esta historia:

Los pavos reales son mundialmente conocidos por su belleza única. Son una de las aves más majestuosas; algo que se vuelve aún más evidente cuando expanden como un abanico las plumas de su cola.

(Imagen ampliable) Pluma de pavo real, 40x, EPI-XC, HF B (16,8). Imagen: Waldo Nell

Los machos de pavo real común (o pavo real de la India, por su origen) poseen una serie de plumas coberteras en su cola modificadas con áreas que asemejan ojos. Es cuando abren estas plumas a modo de abanico que se muestran en todo su esplendor. La parte anterior del animal, por su lado, es de color azul iridiscente, con áreas verdosas a los lados de la cabeza.

La iridiscencia en los pavos reales no proviene de la pigmentación de las plumas, sino de la coloración estructural. Es decir, las plumas no son de ese color, sino que éste es creado a través de nanoestructuras, microscópicas, que reflejan la luz en diferentes frecuencias según incide en ellas.

Para apreciar de verdad este único plumaje, el fotógrafo Waldo Nell se dispuso a capturarlo con un microscopio.

(Imagen ampliable) Pluma de pavo real. Imagen: Waldo Nell

Sus imágenes muestran las plumas ampliadas hasta 500 veces. Cada línea y cada curva aparecen con una definición y una luz únicas, con colores que varían del verde al azul, y al dorado. “Desde lejos sólo se ve la forma de unos ojos,” dice Nell. “Pero de cerca se puede apreciar los grupos de bárbulas y las coloraciones únicas de cada segmento. Hay una gran cantidad de belleza oculta que sólo se puede ver de cerca.”

El fotógrafo sudafricano comenzó a tomar fotografías de plumas de pavo real hace tres años después de ver una foto de una y preguntarse cómo se verían este tipo de plumas tan extraordinarias a través del microscopio. Empezó a comprar plumas de su tienda de artesanía local, cortándolas en tiras, y mirándolas a través de una Canon Rebel T3i montada en un microscopio Olympus BX53. Dependiendo del nivel de ampliación, las iluminó desde los costados con luces LED o desde arriba con una X-Cite 120. “Las bárbulas son altamente reflectantes debido a la iridiscencia, por lo que conseguir una iluminación apropiada es muy difícil,” comenta.

(Imagen ampliable) Pluma de pavo real, 50x/0.5 LMPlan, Epi-LED, HF B (20,10). Imagen: Waldo Nell

Nell tomó cientos de fotografías, disparando a diferentes profundidades de campo para obtener una imagen perfectamente nítida. Luego envió todas a Helicon Focus, un software de post-producción, para apilarlos. A continuación, se pasó horas ajustando el color y el contraste y haciendo otros ajustes. Las fotografías resultantes son un compuesto de 50 a 250 imágenes.

Se podría pensar que a Nell le encantan los pavos reales, pero según comenta, el proyecto surgió de su fascinación por el mundo invisible que nos rodea. “Básicamente coloco bajo el microscopio cualquier cosa que creo que tendrá potencial. Algunas cosas resultan, otras [no],” dice. “Las plumas del pavo real fueron un hallazgo increíble.”

(Imagen ampliable) Pluma de pavo real, 4x, Epi-LED, HF B. Imagen: Waldo Nell
Deja tu comentario

Comparte esta historia:
2017-04-17T21:38:17+00:00