El cambio mundial en la producción de energía: el ascenso de las renovables

Comparte esta historia:

Puede que, por fin, los días de los combustibles fósiles estén contados. Un nuevo informe afirma que la energía renovable representa en la actualidad casi una cuarta parte de la energía mundial. REN21 publicó un informe sobre la situación mundial de las energías renovables, destacando que la energía renovable ya se encontraba suministrando aproximadamente el 23,7% de la electricidad mundial a finales de 2015.

(Imagen ampliable) Proporción de cada tipo de energía en el suministro mundial de electricidad. Imagen: REN21

Las Naciones Unidas incluyeron a la energía limpia y asequible como uno de los objetivos de desarrollo sostenible para el año 2030. La buena noticia es que el mundo no tiene que esperar hasta entonces. Con un mejor acceso a la financiación, iniciativas políticas específicas de los gobiernos, y rápidas mejoras en varias de las tecnologías renovables, puede que alcancemos podemos nuestra meta pronto. Como ya mostramos hace un tiempo, hay estudios que afirman que la dependencia en combustibles fósiles podrían eliminarse en tan sólo una década, si se quisiera. Puedes leer nuestra historia “Los combustibles fósiles podrían eliminarse de todo el mundo en una década, según un estudioaquí.

Y lo cierto es que la industria no muestra signos de desaceleración. La inversión internacional en energías renovables alcanzó los 286.000 millones de dólares en el último año, de los cuales la energía solar por sí sola representó el principal destino de las inversiones con 161.000 millones de dólares, más del 56% del total de todas las inversiones realizadas en energías tanto renovable como fósil. En lo que a contratación se refiere, el nada despreciable número de empleos en el sector aumentó en unos 8,1 millones.

El sector privado de la energía

Las mejoras en la tecnología también fueron clave en el aumento constante de la energía renovable. Tesla, por ejemplo, comenzó la comercialización de sus baterías domésticas de iones de litio Powerwall en 2015, con planes para producir una batería de calidad comercial para empresas.

Según el informe, el sector privado ha hecho su tarea en lo que a energías renovables se refiere, y los bancos y otras instituciones financieras ya han abierto sus arcas para apoyar las inversiones en el sector de la energía renovable. Más de la mitad de todos los países del mundo también tenía algún tipo de política de energía renovable en el lugar en 2015, a pesar de que existan algunos grotescos casos de gobiernos que se dediquen a impedir su desarrollo.

El informe hace un llamamiento para la eliminación gradual de los subsidios a los combustibles fósiles ya que distorsionan los verdaderos costes de esta energía y fomentan el despilfarro y el aumento de las emisiones. Aún queda un largo camino por recorrer antes de que desvincularnos por completo de nuestra dependencia de los combustibles fósiles, pero el mundo parece estar caminando a paso firme en la dirección correcta.

Para comprender la presencia de cada tipo de energía en los países del mundo, hace un tiempo publicamos en ¡QFC! un interesantísimo mapa interactivo que mostraba el porcentaje de energía renovable, nuclear y  fósil. Puedes echar un vistazo al artículo “¿Cómo se vería el mundo si prescindiéramos de combustibles fósiles, energía nuclear o energías renovables?aquí.

El compromiso de los países

El sol

En Dubái les gusta hacer cosas a lo grande, incluyendo un proyecto recién aprobado de energía solar de concentración que generará 1.000 megavatios (MW) de energía para el año 2020, y la friolera de 3.000 MV para el año 2030, coronándolo como el proyecto más importante del mundo de energía solar de concentración.

(Imagen ampliable) Capacidad instalada de Energía Solar de Concentración. Estados Unidos, España, Resto del Mundo. Imagen: REN21

La enorme planta constará de cinco instalaciones. Se espera que la primera fase del proyecto sea completada a finales de 2020 o 2021, momento en el cual se estima que generará 1.000 MW de potencia. Para el año 2030, esta planta podría estar produciendo tres veces esa cantidad, suficiente como para representar un 25 por ciento de la producción total del emirato. En comparación, la planta Ivanpah en California (actualmente la mayor del mundo) genera cerca de 392 MW de potencia.

 Las plantas de energía solar de concentración, a diferencia de las de energía solar fotovoltaica, utilizan un gran número de espejos (llamados helióstatos) para concentrar una gran área de luz solar en un pequeño punto, por lo general en la parte superior de una torre. La electricidad se genera cuando la luz concentrada se convierte en calor, que impulsa una turbina de vapor conectado a un generador de energía eléctrica. Una ventaja de este tipo de energía es que el calor térmico puede ser fácilmente almacenado, lo que permite la producción de electricidad tras la puesta del sol.

Una vez completada, se espera que la planta solar para reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en 6,5 millones de toneladas anuales. A modo de comparación, una planta típica de carbón produce alrededor de 3,5 millones de toneladas de CO2 al año.

Las olas

Boyas flotando en la marea, la manera en que se genera este tipo de energía

Por otro lado, el Proyecto de Energía de las Olas de Carnegie, en Perth, Australia, completó 14.000 horas de funcionamiento acumuladas, lo que supone la cifra más alta jamás registrada en la industria de la energía undimotriz mundial.

El sistema de energía de olas “CETO 5” consta de tres unidades de 240 kW que utilizan actuadores flotantes, cada uno de 11 metros de diámetro, que a su vez están anclados a las bombas en el fondo marino. A medida que los actuadores oscilan por efecto de las olas, las bombas envían agua a alta presión a través de una tubería a una estación de energía en tierra donde los generadores producen electricidad.

Casi el 80% de la población australiana vive en la costa, por lo que la tecnología undimotriz tiene el potencial de ser no sólo parte de la solución futura de energía en comunidades remotas, sino una solución global también.

El viento

Molinos de viento flotando en el mar. Imagen: jimiknightley/iStock/Thinkstock

Finalmente, el Reino Unido, con una capacidad acumulada de 5.061 MW, se mantuvo en 2015 como el líder mundial en energía eólica marina, de acuerdo con cifras del Consejo Mundial de Energía Eólica (GWEC por sus siglas en inglés), y sigue tratando de reforzar su ventaja mediante la adición de la granja eólica más grande del mundo.

Según anunció la empresa danesa DONG Energy, el proyecto se desarrollará en la localidad costera de Hornsea, en Yorkshire, Inglaterra. Tendrá una capacidad de 1,2 gigavatios (GW), lo que le convertirá en el primer parque eólico en alta mar en superar los 1.000 MW de capacidad. Se espera que, una vez finalizado, sea capaz de proveer de energía a más de un millón de hogares para 2020, informó la compañía.

Más del 91 por ciento de la energía eólica marina total del mundo está instalado actualmente en el norte de Europa, según el GWEC.

Cuando el exceso se convierte en problema

La aventura chilena con la energía renovable ha hecho que, recientemente, el país haya producido mucha más energía que la requerida por su red del norte, lo que ha empujado los precios de la energía a cero. Cero no es un mal precio a pagar para el consumidor, sin embargo, esto no es necesariamente algo bueno. Si bien es temporalmente muy ventajoso para los consumidores, los expertos afirman que, en el largo plazo, la industria bien podría verse afectada.

Chile actualmente cuenta con 29 plantas solares, más otras 15 que están en marcha. Sin embargo, uno de los problemas clave en el sistema de la energía renovable en Chile es la falta de transmisión entre sus dos principales redes eléctricas, el Sistema Interconectado Central y el del Norte Grande. Sin la elaboración de una infraestructura que permita transferir o almacenar el exceso (que ahora está en desarrollo), las empresas se ven obligadas a ofrecer la energía de forma gratuita, lo que se traduce en una pérdida que debe ser mitigada. De lo contrario, las energías renovables se convertirán en una inversión considerada de riesgo e inestable.

(Imagen ampliable) Precios de la energía, generación y consumo. Eje-y: Generación y consumo de energía en GW. Eje-x: Tiempo (7, 8 y 9 de mayo). Eje-y (derecha): Precio de la electricidad en Euros por hora de MW. Imagen: Agora Energiewende

No sólo eso, sino que en Alemania, tal fue la cantidad de electricidad que se generó que los precios llegaron a ser negativos. Según señaló la página Quartz, “el sistema es aún demasiado rígido para permitir una respuesta rápida a las variaciones de precio tanto por los proveedores de energía como por los consumidores. A pesar de haber “desconectado” las centrales termoeléctricas de gas, las centrales nucleares y de carbón no se pueden desconectar rápidamente, por lo que continuaron produciendo y terminaron por tener que pagar durante varias horas por verter energía a la red, mientras los clientes industriales como refinerías y fundiciones ganaban dinero por consumir electricidad”.

Alemania espera llegar a producir un 100 por ciento de energía renovable para 2050, lo que reducirá las emisiones de dióxido de carbono en un 95 por ciento. La producción a través de sus plantas de energía nuclear y carbón todavía supone el 40 por ciento del suministro eléctrico como fuentes de energía estables, mientras el país realiza la transición a energías renovables.

No obstante, por lo que se ve, no sólo está el mundo listo para el cambio, sino que parece que está sucediendo.

Deja tu comentario

Comparte esta historia:
2017-02-13T19:35:46+00:00