La NASA captura como nunca antes la prueba de su cohete más potente con su nueva cámara

Comparte esta historia:

Mientras miles de personas acudían recientemente a la NASA para ver completar una prueba a gran escala de nuevo sistema de lanzamiento espacial (el Space Launch System, SLS), pocos eran conscientes de la otra prueba importante que ocurría simultáneamente. El proyecto de la NASA High Dynamic Range Stereo X  (HiDyRS-X), una cámara revolucionaria de alta velocidad y  alto rango dinámico, filmó la prueba obteniendo datos de vídeo de la propulsión con un nivel de detalle nunca antes visto.

El proyecto HiDyRS-X se originó a partir de un problema que existe cuando se tratan de filmar pruebas de motores de cohetes. Las nubes de humo del motor, además de provocar un ruido ensordecedor, también son muy brillantes, lo que dificulta su grabación si no se desean limitar los ajustes de exposición de la cámara. Al hacerlo se oscurece el resto de la imagen, oscureciendo asimismo otros componentes importantes en el motor.

Tradicionalmente, las cámaras de vídeo utilizan en la grabación una sola exposición a la vez, pero HiDyRS-X registra múltiples tomas de vídeo a cámara lenta a la vez, combinándolas en un vídeo de alto rango dinámico que expone perfectamente todas las áreas de la imagen del vídeo.

(Imagen ampliable) Imagen del SLS sin utilizar la cámara HiDyRS-X. Imagen: NASA

La prueba de este enorme motor sirvió como una oportunidad única para probar el hardware HiDyRS-X en un entorno real. Ésta fue la segunda y última prueba del motor antes de realizar su primer vuelo de prueba a finales de 2018. El SLS será el cohete más poderoso del mundo y llevará a los astronautas a regiones del espacio que nunca antes se habían conseguido alcanzar.

Conyers y su equipo estudiaron la cámara desde una distancia segura, listos para actuar en caso de que algo fuera mal. A medida que el reloj terminaba su cuenta atrás, el cohete acelerador sólido se encendió y el equipo HiDyRS-X pudo observar cómo el temporizador automático de la cámara falló en el último segundo. Por suerte, fueron rápidos para activar el accionamiento manual, permitiendo a la cámara encenderse tan sólo momentos después de la ignición.

(Imagen ampliable) Imagen del SLS utilizando la cámara HiDyRS-X. Imagen: NASA

Una vez activada, la cámara grabó varios segundos de la prueba de dos minutos antes de presenciar cómo se desconectaba de repente la fuente de alimentación. Ligado a toda una serie de acontecimientos imprevistos, el increíble poder del cohete sacudió el suelo lo suficiente como para hacer que se desprendiera el cable de alimentación del enchufe.

Tras estas dos inesperadas interrupciones de la cámara durante la prueba, Howard Conyers, dinamista estructural en el Centro Espacial Stennis de la NASA, describió haberse sentido decepcionado.

“Me fastidió mucho,” dice Conyers. “Sobre todo porque no tuvimos ningún fallo durante las pruebas en seco”.

Aunque inicialmente decepcionados con las anomalías de la cámara, Conyers y el equipo HiDyRS-X salieron de la prueba con la certeza de que su tecnología funciona y que tiene la capacidad de proporcionar vistas con una alta exposición sin precedentes de pruebas de motores de cohetes.

El equipo fue capaz de reunir datos interesantes de las imágenes a cámara lenta, y Conyers también descubrió algo más acelerando la reproducción. “Pude ver claramente la estela del escape, la boquilla,

[…] por lo general no observables ni a cámara lenta ni en reproducción normal”.

Deja tu comentario

Comparte esta historia:
2017-02-02T22:49:53+00:00