Aun sin ojos, estos gusanos pueden sentir la luz 100 veces mejor que los humanos

Comparte esta historia:

Nematodos sensibles a la luz

Los nematodos son criaturas fascinantes. Pueden sobrevivir en casi cualquier hábitat, y mientras algunos de estos organismos microscópicos viven como parásitos en los animales, otros viven aferrados a las plantas. Ahora tenemos otra razón para estar fascinados por estas humildes lombrices: pueden sentir la luz mejor que los humanos.

En un estudio realizado en 2008, los investigadores observaron que los nematodos evitabn la luz cuando esta incidía sobre ellos a pesar de carecer de ojos para detectarla. En un nuevo estudio publicado en la revista Cell, los científicos investigaron el porqué, y hallaron que los gusanos contienen una proteína sensible a la luz, o fotorreceptor, a diferencia de cualquier otro animal.

(Imagen ampliable) Comportamiento evasivo del nematodo tras la incidencia de luz UV. Imagen: Escuela de Medicina de la Universidad de Zhejiang/ Gong J., et al.

La proteína se llama LITE-1, y es diferente de la opsina y el criptocromo, los únicos dos fotorreceptores previamente identificados que se encuentran en los animales, en cuanto a que pertenece a la familia de los receptores del sabor. Si bien al principio pensaron que quizá LITE-1 estaba simplemente “probando” subproductos químicos desencadenados a raíz de que la luz UV golpeara el cuerpo de su anfitrión, pruebas adicionales llevaron a los investigadores a concluir que la proteína es de hecho un fotorreceptor capaz de detectar la luz UV. No sólo eso, es en realidad de 10 a 100 veces mejor que el ojo humano en la detección de luz en el espectro visible.

Protección de rayos UV

El cáncer de piel es el tipo más común de cáncer en los Estados Unidos. En 2013, alrededor de 71.943 personas en el país fueron diagnosticadas con melanomas de la piel y 9.394 personas murieron de ellas. Estos trastornos de la piel mortal son causados ​​principalmente por la exposición excesiva al sol. Debido a que LITE-1 puede absorber tanto la luz UVA como UVB, los científicos podrían utilizarla para producir protectores solares mejorados capaces de capturar la luz UV mucho más eficazmente que los convencionales.

Mientras seguimos creando nuevos tratamientos y medicinas en los laboratorios, esta investigación muestra que algunas de las mejores soluciones para nuestros problemas de salud ya podrían existir en la naturaleza. Si una proteína previamente desconocida de un gusano microscópico podría mejorar la tasa de mortalidad asociada con los melanomas, ¿qué otras respuestas a nuestros problemas médicos aún no hemos descubierto?

Artículo original publicado por Futurism. Revisado y traducido por ¡QFC!

Deja tu comentario

Comparte esta historia:
2017-01-17T20:36:47+00:00